5 jun. 2016

Nada parece capaz de frenar la ola renovable

Ni la crisis financiera –que no acaba de morir–, ni las políticas –a veces demasiado timoratas, a veces incluso retroactivas–, ni la caída en picado del precio del crudo… Nada parece capaz de frenar la ola renovable. Naciones Unidas revelaba hace apenas unas semanas que, en 2015, la inversión global en energías limpias alcanzó los 286.000 millones de dólares, la cifra inversora más elevada jamás registrada en el sector. Sí, hay dinero y hay empleo. Y aquí debajo hay mucho conocimiento: muchas claves –muchas llaves– con las que abrir ventanas de oportunidades.

Las renovables (sin contar la gran hidráulica) sostienen casi 8 millones de puestos de trabajo a escala global. Sí, hay oportunidades, muchas. Pero hay que estar preparado. Como cada año, Energías Renovables repasa en mayo la oferta formativa en energías renovables -de másters y posgrados– que propone la universidad española.