18 jun. 2016

La inmensa mayoría de la producción agrícola se realiza en campo abierto, pero algunas empresas se han dado cuenta de que el cultivo en interiores puede empezar a ser mucho más interesante y rentable gracias a un curioso factor: la caída de los precios de las bombillas LED. 



 Una empresa de Nueva Jersey llamada AeroFarms vende diversos vegetales cultivados en lo que antes era un club nocturno de Newark, y el negocio parece funcionar. Sobre todo porque el coste de esa iluminación artificial, antes desproporcionado, es ahora asumible gracias a la caída del coste de la iluminación LED

Las granjas de interior permite ahorrar costes en materia de riego, componentes químicos y también mano de obra, pero además pueden impulsar la producción multiplicándola por 100 según el informe del DoE.