21 jun. 2016

El Parlamento Europeo saca los colores a España por entorpecer el autoconsumo

“Una regulaciónmuy adversa para el autoconsumo”. Así comienza un informe muy duro con España en cuanto a la legislación del autoconsumo. El real decreto 900/2015, aprobado por el anterior ministro de Industria, José Manuel Soria, se considera “muy adverso”, entre otras cosas porque el exceso de electricidad vertida a la red no será remunerada. 

También señala como un obstáculo el peaje de respaldo, “al que se conoce como 'impuesto al sol'. Desde nuestro punto de vista, un pago extra aplicado solamente a la energía autogenerada no parece algo adecuado. Además, todos los cambios introducidos en este Real Decreto se aplican también a las plantas ya existentes, es decir, que es un cambio retroactivo”. 

Soria desafía a las renovables: “Si alguien me demuestra que he creado un ‘impuesto al sol’, dimito”


Introducir cambios retroactivos es otro de los puntos que critica este informe, tanto en autoconsumo como en el apoyo a las energías renovables en general. "Aunque esos cambios puedan reducir los costes inmediatos, implican mayores costes en el futuro y ponen en peligro los objetivos de extensión de las renovables ya que aumentan los riesgos". De nuevo, España aparece como ejemplo de decisiones negativas en este aspecto. "En España, por ejemplo, se han implementado muchas medidas retroactivas desde 2007, lo que ha llevado a un parón casi absoluto en las inversiones en renovables y una severa pérdida de empleo en el sector".
.
Como consecuencia de estos cambios, continúa el informe, el autoconsumo de energía solar no es viable a no ser que las tasas sean muy altas. “Puesto que el esquema general de apoyo a la energía fotovoltaica no es muy conveniente, la ley de autoconsumo deteriora el clima de inversión en renovables en España”, sigue el texto, algo que tampoco mejora si nos fijamos en el proceso que siguió el Gobierno al aprobar esa norma, puesto que requirió mucho tiempo y los cambios del primer borrador al texto final fueron muy significativos.

El sector de las renovables pide al Parlamento Europeo que inicie un procedimiento de infracción contra España

"Un quebranto a los principios esenciales del Estado de Derecho"