31 dic. 2017

18 ago. 2017

La Generalitat Valenciana anima a invertir en renovables "independientemente" de la política energética de Moncloa

"El empresariado no debe temer invertir en renovables, porque el Consell apuesta por esta energía, con independencia de las políticas de impuestos al sol de Madrid". 
 
Lo ha dicho el conseller de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo de la Generalitat Valenciana, Rafa Climent, que ha recordado que el Ejecutivo valenciano ha puesto a disposición del empresariado energético de la Comunitat la oficina Valencian Investment Desk "para que se use en la tramitación de los proyectos energéticos".

5 ago. 2017

Tesla Model 3 puede costar 21.400 euros en California, incluidas las subvenciones

Tesla Model 3 ha sido añadido oficialmente a la lista de coches de la Administración californiana que pueden recibir subvenciones fiscales, con lo que el precio de este vehículo eléctrico puede situarse por debajo de los 25.000 dólares (21.400 euros) para la mayoría de los compradores.

Ikea lanza una batería doméstica y desafía a la de Tesla con un precio menor

Elon Musk ha conseguido un nuevo rival importante en el negocio de la energía solar doméstica y almacenamiento. Hace dos años Tesla lanzó una batería doméstica, ahora lo ha hecho Ikea. La compañía sueca ha anunciado que ofrecerá una batería de almacenaje solar que será ofrecida por Solarcentury, la mayor compañía proveedora de energía solar.


Ikea no es único fabricante del modelo, además de Solarcentury que proporciona el hardware, también participan LG y el fabricante alemán Sonnen, dos empresas que ya vendían baterías. La ventaja que ofrece Ikea es que su coste parte de las 3.000 libras que varían según la ubicación y el tipo de vivienda en la que el usuario quiere realizar su instalación. Teniendo en cuenta que la batería de Tesla cuesta 5.000libras, Ikea se posiciona como un fuerte competidor.

Alemania se enfrenta a Tesla: Terra E construirá su propia Gigafactory de baterías de ion de litio

Alemania no está dispuesta a dejar que Estados Unidos gane la carrera por la energía del futuro: las baterías gigantes de litio. Según Bloomberg, altos ejecutivos alemanes están preparando el anuncio de la construcción de una nueva gigafábrica que pretende hacer sombra a la increíble Gigafactory de Tesla. l Las baterías gigantes atraen más de 2.300 millones de euros para revolucionar el mercado eléctrico.


"Terra E Holding elegirá en septiembre uno de los cinco sitios candidatos en Alemania para construir su gigafactoría de baterías de 34 gigavatios-hora", anunció en una entrevista el consejero delegado de la compañía, Holger Gritzka. El ex gerente de ThyssenKrupp ha sido clave a la hora de reunir un consorcio de 17 empresas, todas ellas alemanas, que aportaran miles de millones para hacer realidad este ambicioso proyecto. Asimismo, Gritzka ha sabido ganarse el apoyo del gobierno alemán. "La gigafábrica se empezará a construir en el cuarto trimestre de 2019 y alcanzará su capacidad plena en 2028", expuso orgulloso el CEO de Terra E.

El anuncio de esta nueva Gigafactory es la última señal de que la industria alemana, la cuarta economía mundial y cuna de la industria del motor, se está preparando para una nueva etapa en la revolución energética y automovilística. Cabe recordar que las baterías gigantes se han convertido en la clave para la eclosión de las nuevas tecnologías energéticas. No solo dependerán de ellas los coches eléctricos, también para el desarrollo de la energía eólica y solar.

La capacidad global de generación de baterías de ion de litio se duplicará en 2021, alcanzando los 278 GWh, frente a los 103 GWh producidos durante el segundo trimestre, según apuntan desde Bloomberg New Energy Finance (BNEF).


Las baterías de litio de los automóviles son el componente más caro, suponiendo un tercio del coste total. La caída de los precios que se anticipa volvería a los coches eléctricos completamente competitivos en el mercado frente a los motores de gasolina o diésel.

4 ago. 2017

El autoconsumo compartido ya es una realidad en España: Holaluz monta la primera instalación en Barcelona

La comercializadora Holaluz, la eléctrica tecnológica de energía verde, ha montado la primera instalación de autoconsumo eléctrico compartido de España en una vivienda de Rubí (Barcelona).


Se ha convertido así, en la primera eléctrica del país en instalar placas solares para hacer realidad el autoconsumo compartido entre vecinos. Y como no podía ser de otra manera, el el municipio barcelonés de Rubí, donde desde hace años se ha instaurado un cambio de modelo energético único en España.

Está previsto que en las próximas semanas la distribuidora eléctrica de la zona validará la instalación y los vecinos de un edificio d viviendas ya podrán compartir la energía de sus placas solares.

Se ha adelantado tanto, que no ha esperado a que haya una regulación catalana al respecto. Ha preferido adelantarse a todo el mundo y lanzar este proyecto. Dicha regulación está a punto de aprobarse y lo más probable es que se haga a la vuelta del verano.

Energía: basta ya con el hecho diferencial

Algo grande está pasando en el mundo. Por primera vez se ha invertido más en ahorro, eficiencia y renovables que en extracción de carburantes. En Alemania, la Administración local se compromete en la distribución para impulsar el autoconsumo. En Holanda, las compañías deben elegir qué actividad quieren desempeñar (distribución, comercialización o producción) para evitar la posición de dominio. En Bruselas se ha instalado tanta potencia fotovoltaica en un año... ¡como en toda España! La Comisión Europea habla de autoconsumo, de prosumidor —productor y consumidor energético—, de agregador energético...

En cambio, cuando en España nos ponemos a hablar de energía, ello se asocia a un problema en lugar de a una oportunidad. A pesar de ser muy ricos en irradiación solar, estamos siendo tremendamente pobres en voluntad política.


Las explicaciones de este hecho diferencial pueden ser diversas, pero hay un factor principal: el marco regulatorio, pensado no tanto para la defensa del interés general como para la protección de los intereses económicos y de poder de las empresas del sector.

¿Cómo explicar si no que los beneficios de las eléctricas se multipliquen aunque la demanda caiga? De 2007 a 2015, el consumo se ha reducido el 1,5% anual, mientras que el beneficio creció el 2,7% anual, como consecuencia de un extraordinario encarecimiento del precio de la electricidad desde 2008, sobre todo entre los consumidores inferiores a 20 MWh por año. En este segmento, el precio ha escalado hasta cerca de los 300 euros el MWh, uno de los más caros de nuestro entorno. 

Quizá empiece a ser hora, mediante un “déficit tarifario a la inversa”, que el sector eléctrico comience a revertir a la sociedad todo lo que le ha quitado. Dichas propuestas permitirían restablecer parte del desaguisado en el sector de las renovables y a la vez garantizar la sostenibilidad financiera del modelo, y además hacer que un país rico en sol sea un país más pleno en lo que se refiere a la gestión democrática de la energía.